¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Cerrar
  >  Noticias

Los increíbles 7 beneficios del pan que no conocías

Los increíbles 7 beneficios del pan que no conocías
30/01/2018

En los últimos años el pan ha sido casi satanizado por muchos nutricionistas y entrenadores personales. Sin embargo, yo soy firme creyente de que todo es cuestión de balance, así que si tu comida favorita es el pan y puedes comerlo con literalmente lo que sea (como yo, una tradición ancestral en mi familia) no lo elimines de tu vida.

Aprende sobre los increíbles aportes que puede tener el pan a nuestra salud y a nuestra felicidad, aparte del simple hecho de que es suave y delicioso, por supuesto. Hay que recalcar que el pan integral es mucho más beneficioso que el pan blanco, así que intenta siempre decidirte por la versión morenaza. Acompaña el pan de diferentes hábitos alimenticios saludables como estas 22 maneras para estar más saludables de Nutrición Sin Más.

1.    No te sentirás cansado más nunca

El pan es una de las mejores fuentes de energía que hay debido a su alto contenido de carbohidratos lo cual no, no lo hace malo. Los carbohidratos solo son problemáticos cuando no quemas las suficientes calorías en el día, por lo que si sueles hacer ejercicio o caminar al trabajo o a la escuela, no tendrás ninguna clase de inconvenientes.

Así que siempre que tengas una mañana agitada o un día atareado, no dudes en comerte un buen sándwich para mantener tu cabeza en alto.

 

2.    Tus jornadas en el baño serán más felices

El antes mencionado pan integral es conocido por tener un alto contenido de fibra, la cual cumple un papel importante en la digestión y evita el estreñimiento.

 

3.    Previene enfermedades

Gracias a la misma fibra que te hace ir mejor al baño, el pan es capaz de prevenir enfermedades como diabetes ya que controla los niveles de azúcar en la sangre, así como los niveles de colesterol. ¿Quién diría que un simple sándwich puede hacer tanto por tu salud?

 

4.    Puede mejorar la circulación en la sangre

El pan de centeno es una de las muchas variedades del pan. Este tiene menos grasa que el plan tradicional, pero más carbohidratos y fibra. Si sufres de hipertensión arterial o alguna otra afección cardíaca, este pan es para ti pues mejora la circulación en la sangre gracias a su contenido de ácido linoléico.

Por si fuera poco, hace que los azúcares simples sean absorbidos en menor cantidad, y contiene vitaminas importantes como la E y la B, además de minerales como fósforo, zinc y magnesio. También es ideal para aquellas personas que constantemente sufren de ansiedad.

 

5.    Combate la depresión

Una de sus variedades, el pan de avena, además de ser perfecto para celíacos (personas intolerantes al gluten) aporta vitamina B y diferentes minerales. También tiene un mayor contenido de proteínas. Se dice que combate la depresión, la anemia e incluso ayuda en situaciones de retención de líquidos ya que posee facultades diuréticas.

 

6.    Es increíblemente nutritivo

No son solo carbohidratos vacíos, como muchas personas nos quieren hacer creer. Tiene grandes aportes de hierro (que en dietas basadas en alimentos vegetales puede ser tan difícil de conseguir), zinc, calcio, magnesio, potasio (no, los plátanos no son los únicos que aportan potasio), niacina, vitaminas B2, B6 y ácido fólico. ¡Mejor que un complejo multivitamínico!

 

7.    Puede evitar el cáncer

Existe una variedad de pan que incluye zanahoria. Pues bien, según un estudio de Nutrición Sin Más, la zanahoria puede prevenir algunos tipos de cáncer como de pulmón, próstata y estómago. ¡¿No es eso increíble?!

 

¿Cuál es el mejor pan?

En conclusión, el pan integral aporta más fibra, vitaminas y minerales, y menos grasa y calorías, aunque la diferencia no es mucha. No tienes que tachar el pan blanco de tu lista de compras por siempre, puedes alternarlo con el pan integral.

Dentro de los tipos de pan integral, realmente ninguno es mejor que otro ya que todos tienen diferentes aportes. Por ejemplo, el pan con zanahoria aporta vitamina A, mientras que el pan con linaza beneficia a nuestro organismo con omega-3 y el de centeno con ácido linoléico.

Sin embargo, hay dos variedades donde existe un claro vencedor: entre el pan de molde empacado y el pan fresco artesanal. Por lo general, el pan empacado suele tener conservantes, así como más grasa para que se mantenga suave por mucho más tiempo. El pan fresco está garantizado que no contiene ningún aditivo, así que ya sabes cuál es tu opción.

Una ventaja del pan es que no te aburrirás de él nunca (como si fuera posible), porque existen tantas variedades y tantas versiones que es imposible que resulte monótono. Además, el relleno es tan variado como lo sea tu imaginación. ¡Dile sí al pan!

Comentarios Noticia

Nadie ha publicado todavía ningún comentario. Sé el primero en publicarlo.

Deja tu comentario